“El déficit fiscal se sigue financiando con emisión monetaria”

Diario de Río Negro. 22 de abril de 2018.

El doctor José Dapena, es director de la Maestría en Finanzas en la universidad del CEMA, con amplia trayectoria en el mundo de las finanzas. En diálogo con PULSO, el especialista brindó su visión acerca de la gestión del gobierno, y de las tensiones que aun presenta la macroeconomía nacional.

PREGUNTA- ¿Cuáles son los aciertos que observa en la gestión económica?

RESPUESTA- Hay aspectos positivos en relación al proceso de regularización de tarifas, en cuanto al proceso de transparencia y en cuanto al tipo de cambio. Aspectos que condicionaban la economía. Se observa además un mayor respeto por las reglas de juego, y es muy valorable la resolución en cuanto a los compromisos pendientes que mantenía el país en el exterior. Es decir, hubo una normalización de la economía. Hasta 2015, teníamos una economía que no era normal.

P- ¿Cuáles son los aspectos negativos?

R- El gran déficit ha sido el tema fiscal. El gobierno no ha logrado enderezar la situación hacia una economía más sana. Obviamente hay restricciones políticas. El gobierno ganó las elecciones gracias a eso. Otro punto pendiente se relaciona con la cuenta corriente que muestra un déficit cercano al 4% del PBI. Y un último punto que figura en el debe, es la presión impositiva. Para cualquiera que pone un negocio, la presión impositiva que define si es rentable o no esa inversión, es realmente asfixiante. La cantidad de dinero que hay que dedicar a pagar los distintos ítems que cobra el Estado, es muy significativa, y ello desincentiva las posibles oportunidades de inversión.

P- ¿Por qué razón una economía “más normal” no logra mostrar mejores resultados?

R- Es cierto. Hay que tener en cuenta que el mercado cambiario ya no es el mismo, y las tarifas ya no son las mismas. Es decir que ha habido una normalización. Lo que sucedió hasta 2015 ha tenido repercusiones. Siempre que se coloca un precio máximo se reducen los incentivos a la inversión y eso se paga a largo plazo. No hablamos de precios abusivos, sino de precios acordes al resto de los bienes y servicios de la economía.

P- El pago de intereses ha reemplazado el peso de los subsidios en el presupuesto y el déficit financiero es mayor que en 2015, ¿eso es sostenible?

R- Efectivamente es lo que sucede. Es como si en una empresa en lugar de pagarle a los empleados se le paga al banco. En ambos casos sale dinero. Por eso es preocupante el nivel de endeudamiento. El país se puede endeudar bajo determinadas condiciones, pero no lo puede hacer de forma indefinida en el tiempo.

P- ¿Por qué razón es más saludable pagarle al banco que a los empleados?

R- Está claro que lo que ha hecho el gobierno es patear los problemas hacia adelante. Desde 2016 estamos esperando el segundo semestre. Se armó un esquema apostando a la llegada de inversiones que finalmente nunca llegaron. La verdadera forma de solucionar el problema macroeconómico es con crecimiento. Y la razón por la que la economía no crece es que el gobierno logró acceso al crédito, pero no logró conformar las condiciones necesarias para garantizar la rentabilidad de las potenciales inversiones extranjeras. Y por otra parte, ningún país crece con alta inflación.

P- ¿Por qué el gobierno no logra domar la inflación?

R- El problema de la inflación proviene de la monetización de las necesidades de financiamiento del Estado.

P- ¿Considera que la política monetaria es demasiado laxa?

R- Durante los últimos dos años, se han impreso cantidades monumentales de billetes, y luego se han esterilizado mediante Lebacs. El stock de Lebacs es de $ 1,3 billones, y si a ello se suma la base monetaria, se superan los $2 billones.

P- ¿Significa que al igual que el gobierno anterior, se sigue financiando el rojo con emisión ?

R- Exactamente. Hay un conocido economista que suele afirmar que ‘este gobierno es lo mismo que el anterior, pero con buenos modales’. Yo disiento en parte, porque creo que algunas cosas se han hecho muy bien. Pero la pregunta es si no podrían haberse hecho mejor. Las opciones seguramente dependerán de la posición en la que se fundamente el análisis.

P- ¿Está prohibido hablar de ajuste?

R- Así pareciera. El interrogante sería porqué razón el Estado no debe ajustarse, cuando el sector privado ha tenido que hacer un ajuste fenomenal. La respuesta sin duda es política, y la razón por la que el gobierno a elegido el gradualismo, es la cuestión social.

P- ¿La agenda económica del gobierno está atada a la agenda electoral?

R- Me parece muy natural que así sea. Si no se ganan elecciones, no hay modelo económico que sea viable.

Perfil
José Dapena

José Dapena es Contador Público Nacional de la Universidad Católica de Córdoba, MSc en Finanzas y Economía de la London School of Economics y Doctor en Economía de la Universidad del CEMA.
Se desempeñó en el Departamento de Control Federal de Ahorro de la Inspección General de Justicia de la Nación y en el área de planeamiento y control de gestión de Organización Bagó.
En la Universidad del CEMA fue director del MBA, de los programas In Company y del CIMEeI.