Tarifas, inflación y deuda: la inalcanzable metáfora del segundo semestre.

Cronista. 23 de abril de 2018.

Haciendo la plancha: la mejor receta hacia la irrelevancia. En nuestra indomable Peronia, el “segundo semestre” se convirtió en la exonerante construcción argentina que nos permite patear la pelota hacia arriba todo el tiempo, sin hacernos cargo de la realidad a la que nos obligan los severos errores de nuestro pasado y bajo la ingenua expectativa de que todo será resuelto gratuitamente, sin costo y sin pena, como si estuviéramos condenados a un éxito que obviamente y sin excepciones, resulta inalcanzable. Lo acontecido con tarifas en estos últimos días nos pinta tal cual somos: giramos permanentemente en torno a dilemas que nunca terminan resolviéndose. Por supuesto que la suba en el costo de servicios públicos es angustiante y dolorosa para el ciudadano, pero se torna inexcusablemente necesaria a los efectos de corregir de alguna forma los múltiples desequilibrios que padecemos. Resulta imposible vivir en una sociedad en donde consumir servicios del Estado sea gratuito.