A pesar de las dificultades económicas, Argentina insiste en que este año la inflación será del 15%