Un ejecutivo necesita ya casi $85.000 por mes para mantener su nivel de vida

Iprofesional. 17 de agosto de 2016.

La inflación en la Canasta del Profesional que elabora la UCEMA fue de 2,6% en julio, y acumula una suba de 42,3% en los últimos doce meses.

La inflación en la Canasta del Profesional Ejecutivo (CPE) fue de 2,6% en julio y acumula una suba de 42,3% en los últimos doce meses.

De esta manera, se vuelve a alcanzar un máximo histórico para la CPE desde que la Universidad del CEMA comenzó su medición en 2008.
Esta nueva suba se suma al alza registrada de 24,4% en el primer semestre, para totalizar 27,6% en los primeros siete meses.

Si bien el acumulado anual continúa ascendiendo, en el margen la inflación mensual volvió a mostrar una baja por tercer mes consecutivo.

"Esperamos que esta tendencia vuelva a repetirse en agosto. Probablemente en septiembre comencemos a observar un descenso en el acumulado anual, cuando la marca mensual logre perforar el 2%", aseguraron desde UCEMA en un comunicado.

En pesos, el costo de la CPE subió más de $2.000 y se aproxima a los 85.000 pesos. En moneda estadounidense la CPE se ubicó en u$s5.660, un 49% más que el valor de u$s3.800 que costaba en marzo 2008 cuando comenzó el relevamiento de la CPE.

Un año atrás, la CPE equivalía a u$s6.520 al tipo de cambio oficial, aunque si la valuación se hace al dólar "blue" el costo de la CPE equivalía a 3.977 dólares. Esto indica que, prácticamente, toda la inflación en la CPE medida en dólares libres se registró en el último año.

El rubro de "esparcimiento" lidera las subas, como es habitual que ocurra en los meses de vacaciones, con un alza de 8,62 por ciento.

Junto con la suba en el capítulo de "salud" (3,78%) explican el diferencial en el incremento de la CPE y otros índices, debido a que la canasta del profesional le asigna un peso mayor a dichos rubros.

"Alimentos y bebidas" subió 3,06% en julio y acumula un alza de 38,7%, mientras que los capítulos relacionados a la vivienda, los servicios básicos y el mantenimiento del hogar registraron una suba cercana al 1,6%.

Los bienes y servicios relacionados a la educación ascendieron 1,4%; "transporte y comunicaciones" escaló un 0,52% mientras que el capítulo de indumentaria mostró un descenso de 1%, producto del fin de temporada.

La CPE evalúa el costo de una canasta de consumo representativa para el grupo familiar de un profesional ejecutivo, residente en el área metropolitana del Gran Buenos Aires, cuyo nivel mensual de gasto llegó a $84.896 en julio de 2016. El relevamiento de la CPE comienza en marzo de 2008 con un valor de gasto familiar de 11.787 pesos.