Por la inflación, la canasta de los profesionales ejecutivos alcanzó un nuevo máximo histórico

Iprofesional. 15 de julio de 2016.

El índice que mide la UCEMA acumula una suba que ya supera el 40% en los últimos 12 meses, y creció casi 3% en junio último. A este ritmo, desde la entidad calculan que a fin de año el gasto mensual de este semento sería de entre 90.000 y 100.000 pesos.

La inflación en la Canasta del Profesional Ejecutivo (CPE) fue de 2,9% en junio y acumula una suba de 41% en los últimos doce meses. En el primer semestre del año el alza registrada fue de 24,4 por ciento.

La CPE evalúa el costo de una canasta de consumo representativa para el grupo familiar de un profesional ejecutivo, residente en el área metropolitana del Gran Buenos Aires, cuyo nivel mensual de gasto llegó a $82.770 en junio de 2016.

De esta manera se vuelve a alcanzar un máximo histórico para este indicador que elabora regularmente el Centro de Economía Aplicada de la Universidad del CEMA (UCEMA) desde 2008.

"Si bien la variación mensual es significativamente menor al 4,4% de mayo, continúa siendo superior al mismo mes de 2015. Esperamos que esto vuelva a repetirse y, en consecuencia, deberíamos observar que la inflación en el margen desciende mientras que el acumulado de los últimos doce meses asciende, por lo menos durante los meses julio y agosto", indicó la entidad a través de un comunicado.

En pesos, el costo de la CPE subió más de $2.000 y se ubicó por encima de los $82.700. A este ritmo, debería cerrar el año entre 90.000 y 100.000 pesos.
Todos los capítulos, a excepción de equipamiento y mantenimiento del hogar, muestran un alza acumulada en los últimos doce meses superior al 31 por ciento.

La máxima suba en el último año se vio en el capítulo de vivienda y servicios básicos, que aumentó 81,2% impulsado por el aumento en las tarifas de electricidad, gas y agua. Sin contabilizar dicho rubro, el aumento en la CPE se ubica en torno al 33 por ciento.

El capítulo que más aumentó en junio fue atención médica y gastos para la salud, con un alza promedio de 10,13% producto de la suba de 15% de los seguros médicos.
Por otra parte, según el análisis de la UCEMA, el arrastre de los aumentos en el agua sigue impactando al capítulo de vivienda y servicios básicos, que mostró un incremento de 4,46%, pero "esperamos que esto no vuelva a repetirse los próximos meses".

Alimentos y bebidas subieron 2,94% y la llegada de las vacaciones de invierno revivió las subas en el rubro de esparcimiento, que aumentó 2,88%.
Equipamiento y mantenimiento del hogar registró una variación de 2,49 por ciento.

Los capítulos que registraron alzas inferiores al 2% fueron: indumentaria (1,5%), transporte y comunicaciones (1,1%), y educación, (0,5%).