Un ejecutivo necesitó en enero $ 114.898 para hacer frente a su gasto familiar

Apertura. 19 de febrero de 2018.

La inflación en la Canasta del Profesional Ejecutivo (CPE) fue de 1,8% en el primer mes del año, y acumula una suba de 24,4% desde enero de 2017.

Durante enero, un ejecutivo necesitó $ 114.898 para cubrir los gastos mensuales de su familia. Esto es, al menos, lo que se desprende de un nuevo relevamiento realizado por el Centro de Economía Aplicada de la Universidad del CEMA, que determinó que la inflación en la Canasta del Profesional Ejecutivo (CPE) fue de 1,8% en el primer mes del año, y acumula así una suba de 24,4% desde enero de 2017.

El informe exhibe que la mayor suba se registró en la categoría de esparcimiento, que aumentó 5,4%. Vivienda y servicios básicos, por su parte, se incrementó 2,8%, mientras que el rubro de alimentos y bebidas lo hizo en 1,7%. Empujado por la suba en los combustibles, el capítulo de transporte registró un alza de 1,4%, y los costos en salud se incrementaron 0,5% por el alza en los medicamentos. Educación se mantuvo sin cambios e indumentaria mostró una baja de 2,7%.

De acuerdo al estudio, el costo de la CPE medido en dólares cayó 5,3% frente al último mes de 2017 y se ubicó en US$ 6.038. En la comparación interanual, en tanto, la suba de la CPE en la divisa estadounidense es de 4%. En promedio, el costo de la CPE en dólares durante 2017 fue de US$6.181, mientras que en 2016 y 2015 el promedio fue US$ 5.500 y US$ 4.605 respectivamente.

La CPE es un relevamiento mensual que elabora la Universidad del CEMA desde marzo de 2008. A través de dicho estudio se evalúa el costo de una canasta de consumo representativa para el grupo familiar de un profesional ejecutivo, residente en el área metropolitana del Gran Buenos Aires. En su primera publicación, hace casi una década, el valor de la CPE fue de $ 11.787.