Para ejecutivos la inflación fue 34,9%

Ámbito Financiero. 11 de febrero de 2015.

El costo de vida vuelve a incrementarse ahora con más fuerza para los ejecutivos que para las clases media y baja. La Canasta del Profesional Ejecutivo (CPE), que mide la Universidad del CEMA, aumentó un 3,44% en el primer mes de 2015 y el acumulado de los últimos doce meses descendió por tercer mes consecutivo al 34,9%. El incremento se dio esta vez, como es habitual en cada comienzo de año, apuntalado por el rubro esparcimiento: los precios de los sectores vinculados a esta actividad aumentaron un 14,21% respecto del mes anterior.

Según los analistas de la Universidad del CEMA que realizan la medición, la evolución del índice en los primeros meses de 2015 continuará mostrando una tendencia descendente en la medida que el Banco Central logre mantener el tipo de cambio oficial estable, a diferencia de lo ocurrido a principios de 2014 donde la devaluación fue del 22%.

"Nuestra proyección es que en marzo, cuando se negocien gran parte de los aumentos salariales, la inflación acumulada de los últimos 12 meses rondará en un 30% y un 32% mientras que a diciembre de 2015 esta proyección se ubicará en el intervalo del 26% al 30%. Una corrección brusca del tipo de cambio puede empujarla por encima del límite superior mientras que una recesión más aguda puede llevarla a niveles inferiores, como sucedió en 2009", completaron.

La CPE evalúa el costo de una canasta de consumo representativa para el grupo familiar de un profesional ejecutivo, residente en el área metropolitana del Gran Buenos Aires, cuyo nivel mensual de gasto llegó a $ 53.818 en enero de 2015. El relevamiento de la CPE comienza en marzo de 2008 con un valor de gasto familiar de $ 11.787.

Dado que la CPE le otorga un mayor peso al rubro de esparcimiento, se prevé que la canasta muestre en estos meses un incremento mayor que otros índices de precios. El rubro de vivienda y servicios básicos mostró un alza del 2,84% y acumula un aumento cercano al 46% en los últimos doce meses. En el capítulo de alimentos y bebidas se registró un alza del 2,12% y un acumulado de casi un 30%. Los bienes y servicios relacionados con la salud ascendieron el 1,67% en enero y un 31% en su variación anual. Por su estacionalidad, el capítulo de indumentaria descendió el 0,47% mientras que educación alcanzó una leve suba del 0,41%. "Ambos rubros mostrarán subas más pronunciadas a partir de marzo cuando cambie la temporada y comience el nuevo ciclo escolar", explicaron en la UCEMA. Por último, cabe destacar la reducción del 0,49% que se observa en el capítulo de transporte y comunicaciones, producto de la baja del 5% en el precio de los combustibles.

Para la confección de la CPE se releva semanalmente algo más de 3.000 precios, con una alta concentración en productos de consumo habitual para una familia profesional de clase media, incluyendo primeras marcas, colegios privados, turismo, autos, electrónica, etc. Además se efectúan relevamientos en negocios específicos localizados en barrios de ingresos relativamente altos. La metodología puede ser consultada en la página web del CEA.