Canasta de ejecutivos trepó un 1,95%

CEA. Diario Ambito Financiero. 10 de diciembre de 2014.

La inflación para ejecutivos anotó en noviembre un ascenso del 1,95%, acumulando una expansión del 34,9% cuando falta un mes para finalizar el 2014. De acuerdo con la medición que realiza el Centro de Economía Aplicada de la Universidad del CEMA, la Canasta del Profesional Ejecutivo (CPE) arrojó una leve desaceleración en términos interanuales, convalidando un aumento del 38,7% en los últimos doce meses.

La CPE evalúa el costo de una canasta de consumo representativa para el grupo familiar de un profesional ejecutivo, residente en el área metropolitana del GBA, cuyo nivel mensual de gasto llegó a $ 51.012 en noviembre de 2014. El relevamiento comenzó en marzo de 2008 con un valor de gasto familiar de $ 11.787.

"La evolución del índice en los próximos meses probablemente muestre una tendencia descendente en la medida en que el BCRA logre mantener el tipo de cambio oficial estable, a diferencia de lo ocurrido a principios de 2014, cuando la devaluación fue del 22%", consignó el CEMA en un informe. Si la autoridad monetaria logra dicho objetivo, la inflación para ejecutivos "podría disminuir a niveles cercanos al 32% anual", explicó el escrito. Para la universidad, será clave la capacidad que muestre el Tesoro para colocar deuda, conteniendo así la cantidad de pesos en circulación.

Todos los capítulos de la canasta exhibieron una variación positiva en el mes de noviembre, un fenómeno que se repite por octava vez en el año. La indumentaria registró un incremento del 3,45% en noviembre, que se suma a uno del 49,6% en los últimos doce meses, ampliamente por encima del resto de los rubros.

El apartado equipamiento y mantenimiento del hogar, por su parte, acusó un aumento del 2,64%, al tiempo que los productos relacionados con la salud lo hicieron en un 2,30%. Se notó asimismo un ligero freno en el registro vivienda y servicios básicos (+1,73%), junto con el de transporte y comunicaciones (+1,59%), capítulos que revalidan una expansión interanual del 47,3% y del 42,9%, respectivamente. Por otro lado, los precios en el rubro esparcimiento treparon un 2,45%, una cifra que según el CEMA sería todavía mayor con la temporada de verano en marcha. En el caso de los alimentos, la corrección mensual alcanzó el 1,78%, al tiempo que en el apartado educación, fue de apenas el 0,27%.