El Cine Imperdible: 25/06/2012

PROGRAMA CULTURAL UCEMA - SANTA CATALINA.

Auditorio UCEMA. Reconquista 775, Ciudad de Buenos Aires, 19 h.
Entrada gratuita.

IL BACIO DI TOSCA.

(Il bacio di tosca)

1984 / Italia, Suiza.

Duración: 87 minutos.
Dirección: Daniel Schmid.
Guión: Daniel Schmid.
Fotografía: Renato Berta.
Montaje: Daniela Roderer.
Protagonistas: Sara Scuderi, Delia Benning, Irma Colasanti, Giuseppe Sani, Giulia Scaramelli.

Premio Georges Delerue al Mejor Documental Musical en el Festival Internacional de Cine de Ghent.
Premio de la International Documentary Association.

Sinopsis

En la plaza Buonarotti, en el centro de Milán, envuelta por el ruido del tráfico, todavía se encuentra ésa a la que Giuseppe Verdi se refirió como su "obra más importante": la Casa Verdi. Dentro de ella todo está oscuro y silencioso, excepto por las habitaciones en las que sus habitantes están haciendo música. Fundada por Verdi en 1902, la Casa Verdi es un hogar para músicos jubilados, quienes viven retirados en sus pequeños cuartos, apenas con su música y un puñado de recuerdos. Algunos son artistas que nunca llegaron demasiado lejos, mientras que otros son estrellas de antaño que ya gastaron hace tiempo sus cachets de ensueño. Schmid consigue una extraordinaria empatía con estos personajes, quienes reviven (y a menudo re-cantan) sus glorias pasadas con una mezcla de nostalgia agridulce y afectación sincera. El título se refiere a la daga mortal de la ópera de Puccini, pero el aguijón de la mortalidad usurpadora tiene como contrapunto a la eterna juventud de la memoria y el arte.

Del catálogo del 13º BAFICI
Sobre Daniel Schmid

Nacido en Suiza (1941), se instala en Berlín Oeste a la edad de diecinueve años, estudiando Historia y Literatura. Tras matricularse en la Academia alemana de cine, realiza en 1968 un cortometraje para televisión, Kiss me again, sobre la vida en un asilo para viejas actrices, tema que revisitará en la maravillosa Il bacio di Tosca (1984). Su primera película lleva por título Esta noche o nunca (Heute Nacht oder nie, 1972) y atrajo la atención de la crítica internacional al abordar con éxito las situaciones que genera un largo y lento ritual típico de la vieja tradición de Bohemia según el cual servidores y servidos intercambian por una noche sus papeles. Esta obra supuso el manifiesto ético y poético de Daniel Schmid: el autor se servirá de la artificialidad, la representación y la teatralidad para llevar a cabo sus reflexiones sobre los conflictos jerárquicos presentes en las relaciones humanas (siempre en la esfera de lo subjetivo y nunca con respecto a sus incidencias sociales) y sobre el lugar que ocupa el artista en la sociedad. Con La paloma (1974), el cineasta profundizó en sus juegos artificiosos y los clichés salidos de los fondos culturales occidentales: melodrama mórbido que gira alrededor de la relación perturbada entre una cantante y un aristócrata, esta película ejerce una fuerte capacidad de fascinación sobre el espectador que la ve. En 1976 acomete la adaptación de una obra teatral prohibida de Fassbinder en La sombra de los ángeles (Schatten der Engel, 1976). Se trata de un sórdido melodrama sobre el dinero, el poder, la corrupción y el sexo: Lily Brest es una bella, distante y lacónica prostituta especializada en escuchar los problemas y obsesiones de sus pocos clientes. Su novio Raoul es un holgazán que gasta lo que ella gana. La vida de Lily no es fácil: su padre es un fascista amargado que canta travestido en un cabaret, y su madre vive postrada en una silla de ruedas. Por otra parte, sus compañeras de oficio la rechazan porque es demasiado tolerante con todo el mundo. Cierto día se cruza en su camino el exitoso especulador inmobiliario apodado El Rico Judío, que se enamora de ella. Poco después, Raoul acaba dejándola por un hombre. Cansada de su solitaria y triste vida, Lily propone al Rico Judío una desesperada salida a su situación: su asesinato. A pesar de estar nominado Daniel Schmid como Mejor Director en el Festival de Cannes de 1976, La sombra de los ángeles levantó ampollas allá donde se estrenó. Como anécdota, cabe citar una ocurrida en 1983, cuando a raíz de su pase en Nueva York, el diario Forward -escrito en idish- publicó una nota mordaz y virulenta bajo el títular "Una película extranjera supera a Hitler, Goebbels y Streicher en su veneno antijudío", acusando a Fassbinder -fallecido un año antes- de inspirarse en Mein Kampf. Tras este polémico film, Schmid dirigió Violanta (1978), donde mezcla los temas del incesto y de la fatalidad con preocupaciones puramente decorativas; el falso documental Notre Dame de la Croisette (1981); la fallida Hécate (1982), donde sin el menor sentido crítico y sin la debida distancia dio lugar a una visión de África puramente exótica y colonial; el perceptivo retrato documental de Douglas Sirk Imitación a la vida (1983) y Jenatsch (1987)

Ciclo realizado con la colaboración de la Embajada de Suiza en Buenos Aires en los 10 años de EL CINE IMPERDIBLE.
Agradecimientos:
Johannes Matyassy, Embajador de Suiza en la Argentina
Isabelle Mauhourat, Agregada cultural de la Embajada de Suiza en Buenos Aires.
Anita Clerc, Responsable de Proyectos Culturales (Films), Departamento Federal de Asuntos Exteriores, DFAE.