Martín Migoya

MBA 1998.
Globant, CEO & Co-fundador

El hecho de haber conocido a tanta gente que se estaba sacrificando junto conmigo en el día a día de hacer este máster, y de poder haber compartido muchas horas de estudio juntos, fue muy enriquecedor.
Desde el punto de vista de conocimientos, me convertí en una persona más apropiada para realizar management. El conocimiento adquirido fue muy bueno. Con una exposición internacional muy grande a lo que estaba pasando en el mundo. Me proveyó de una completitud en mi conocimiento que fue trascendental para poder emprender y dirigir un emprendimiento.
Para hacer una empresa grande, que crezca a través de la apreciación de sus acciones, es fundamental tener una formación de management que te permita pensar a la compañía como un proceso que escala, que crece. En todo eso, el conocimiento que yo obtuve en la UCEMA fue crucial. Fue el empujón final, la formación necesaria para poder emprender con categoría mundial.

Martin Migoya

Florencia Davel

Country Manager,
Bristol Myers Squibb
MBA 2002

Una de las grandes fortalezas que vi en la UCEMA es la posibilidad de interacción con equipos de distintas profesiones y formaciones, y la capacidad de tener una visión integral de la empresa. Además el MBA tiene una adaptabilidad al cambio, lo vi y sigo viendo cómo adapta su currícula en el tiempo. Puedo decir que en los últimos diez años, luego de finalizar el MBA, pasé de una gerencia de producto a una posición de gerencia general. El Máster me dio una base integral estratégica y el empuje profesional parar mostrarme que podía trabajar con equipos multidisciplinarios e influenciar en otros.

Florencia Davel - UCEMA

Gabriel Cordo Miranda

MBA 2001.
Axion Energy, Vicepresidente Comercial

El MBA me permitió emplear la formación académica de manera muy rica. Para nada pensando que tenía que transitarla y pasar asignaturas, sino que con la clara finalidad de aprender una herramienta para usarla. Aprender de los profesores, de los materiales y de los compañeros.
Mientras estabas escuchando una cátedra o estudiando en tu casa un material, las vinculaciones con la realidad laboral eran permanentes.
Además, por el lado de las credenciales que uno tiene, te respalda una institución que tiene prestigio. Por el lado de la aplicación práctica, de las herramientas, fue una etapa bisagra. A partir del MBA yo empecé a vivir la aceleración de mi carrera laboral.

Gabriel Cordo Miranda

Patricia Furlong

Vice President y General Manager, Argentina.
Global Corporate Payments,
American Express.
MBA 2001

Las herramientas que me llevé del MBA fueron absolutamente útiles a lo largo de mi carrera. La visión que desarrollé sobre la planificación, la estrategia, los negocios, sus procesos, y la integración de todas las partes de una compañía, hicieron que yo esté hoy en la posición a la que quería llegar. Es una inversión mil porciento recomendable, fundamental para el desarrollo
profesional.

Patricia Furlong - UCEMA

Carolina Salvetti

MBA 2012.
Jet Cargo. Gerente Comercial.

Como socia de una pyme gran parte del crecimiento personal y de mi empresa se basó en la prueba y error, intuición, esfuerzo, sacrificio y los conocimientos adquiridos en la formación de grado. En la búsqueda del desarrollo profesional la práctica de campo para mí fue la base, pero sentía la necesidad de dar un marco aún más amplio, que me diera todavía mejores y más complejas herramientas para continuar creciendo.
Luego de haber participado en el MBA de la UCEMA puedo decir que todas las materias y los temas estudiados cambiaron o mejoraron mi performance. Todo, en conjunto, produjo una evolución en la construcción de ideas, en el análisis, en los desarrollos; un cambio en la estructura mental que me permite hoy en día ver el mundo en forma diferente, más analítica, más eficiente y más clara.
Mi trabajo es muy estratégico. Hay muchísimas decisiones que se toman basadas en la experiencia y la intuición. Hoy tengo las herramientas necesarias para analizar y respaldar las decisiones.

Carolina Salvetti

Federico Cairo

Federico Cairo en UCEMAMBA 2007.
CEO
World Courier

Mi evolución en el negocio ha sido bastante vertiginosa desde que realicé el MBA de la UCEMA. Yo trabajaba en IBM y gracias a estar en la base de la Universidad me seleccionaron para un puesto de gerencia de supply chain en el cono sur, para Whirlpool. En 15 meses me ascendieron a una posición de dirección de supply chain para Latinoamérica por lo que pasé de Buenos Aires a Miami, y a estar a cargo de 45 países. Desde junio de 2012 estoy a cargo de la gerencia general para una región de Centroamérica de 7 países que factura alrededor de 100 millones de dólares al año y cuenta con 130 empleados y 12 gerentes.

El cambio de supply chain a gerente general no es muy habitual. Una de las buenas bases del  MBA es que te da una visión general del negocio, desde un lugar más operacional hacia un perfil de management y de liderazgo.

El MBA de la UCEMA te da una visibilidad que es la que cualquier estudiante busca. Además te brinda herramientas para ampliar los conocimientos de uno y poder liderar un negocio.

Durante mis primeros años me dedique a Supply Chain, como consultor o gerente de línea. Para el resto de las aéreas del negocio corporativo (como finanzas, comercial, marketing o recursos humanos),  el MBA de la UCEMA es una buena herramienta de preparación para entender la teoría de administración y prepararte desde el punto de vista técnico.

Mandar es muy fácil, liderar no. La UCEMA te da una muy buena base analítica para desarrollar  diferentes soluciones de tu día a día como gerente general.

La gran mayoría de los MBA en Argentina se hacen “on the job”. Uno cursa mientras trabaja. Yo opté por cursar en la modalidad de los viernes todo el día, entonces realmente era muy fácil organizarse. Cursaba los viernes y estudiaba los sábados y domingos. El MBA demanda voluntad pero no sacrificio extremo.

Cursar un MBA es un “must” , tanto en conocimientos como en requisitos del mercado para puestos gerenciales. No se puede obviar.  Por mi parte, sentí la necesidad de volver a las bases académicas  luego de 7 u 8 años de haberme recibido. Reestudiar los aspectos generales de mi carrera de Ingeniería. Tuve la necesidad de re-entender y de re-aprender la teoría luego de haber pasado de la universidad a la vida laboral.

LA UCEMA tiene una muy buena reputación y una facilidad de cursada para el ejecutivo que está trabajando. Para personas que ya están orientadas a los negocios, un MBA es una posibilidad de profundizar luego de ver la realidad laboral/profesional. En la carrera de grado uno ve teoría. Una vez que uno tiene experiencia, el MBA te permite entender las verdaderas herramientas que se necesitan para las funciones de management o gerencia general. Y para carreras no tan generalistas, si se quiere desarrollar en el mundo de la empresa accediendo a puestos de alta gerencia, en mi opinión es muy recomendable hacer un MBA. El idioma de los negocios es el idioma que se habla en el MBA.

Lo que te da el MBA son aptitudes de liderazgo, de management, de conocimiento de mercados y de negocio.

Fernando Joselevich

MBA 2011.
Gerente General
Emirates Airline

La UCEMA me dio una respuesta integral a mi vida laboral. Me permitió crecer en lo académico, conocer gente nueva, desarrollarme.
Hay toda una impronta de la UCEMA en temas de liderazgo e innovación. El impacto que ha tenido todo lo que he estudiado, hoy me permite ver el negocio desde un punto de vista de 360 grados.
Cuando ya estaba terminando el MBA, Emirates Airline hizo una convocatoria local buscando un gerente general. Yo apliqué y destaqué todo lo que estaba aprendiendo en el MBA. Todo fue tema de discusión en mi entrevista laboral, en la entrevista de admisión para la empresa que hoy dirijo. Y seguramente si me hubiera tocado ese mismo escenario antes de hacer el MBA mi performance no hubiera sido tan positiva.
La UCEMA ha resaltado mi currículum notablemente. No es lo mismo mi vida antes del MBA en la UCEMA que ahora.

Fernando Joselevich

Nicolás Tomeo

MBA 2012.
Implantes CLP, CEO

En el año 2010, después de más de 15 años de experiencia como emprendedor de una empresa que ya contaba con casi 50 empleados, me enteré que según una ley nacional existía la posibilidad de cursar la Maestría en Administración de Empresas sin haber terminado mis estudios universitarios de grado previo examen de ingreso. Evalué diversas universidades y conociendo graduados de la Universidad del CEMA y viendo su desarrollo profesional opte por postularme en la misma.
Las herramientas que aprendí en los dos años que duró la Maestría en Dirección de Empresas de la UCEMA son prácticas y factibles de aplicar en lo cotidiano. Las mismas me dieron la posibilidad de darle un impulso positivo a mi compañía profesionalizándola en todos los aspectos, desarrollándola hacia el interior del país con la apertura de sucursales y abriendo un nuevo emprendimiento en el exterior.
A nivel personal destaco en primer lugar la conciencia social que la Universidad enseña, llevándote a reflexionar sobre la importancia del papel que tiene uno con el entorno y cómo influye en los stakeholders cualquier decisión que tomemos. Por eso la amplitud de conocimientos generales que adquirí son fundamentales para el día a día y la planificación a futuro. Donde puedo comprender mejor lo que sucede tanto en el contexto interno del negocio como externo, procesando la información desde la comprensión, teniendo no sólo la intuición sino la suficiente responsabilidad y criterio para las decisiones.
Mis expectativas se vieron superadas al encontrarme no sólo con un gran nivel académico sino también con un grupo humano excepcional, donde en todo momento uno se siente parte de una prestigiosa comunidad. Tanto el cuerpo docente como mis compañeros de curso me enseñaron cómo ser un verdadero profesional, dándome una visión distinta de la realidad con la resolución de casos reales donde tuve que aprender el análisis y la toma de decisiones en equipo.

Maria Victoria Meni Battaglia

MBA 2004.
Kodak Argentina, Directora de Legales y Relaciones Públicas para América Latina.

El MBA me ayudó mucho a la toma de decisiones, a poder enfrentarme ante un problema y desarrollar un análisis estratégico. El objetivo de internacionalizar mi carrera se cumplió definitivamente. Sin el MBA creo que me hubiera costado muchísimo manejar otros países.
En el curso tuvimos la suerte de tener abogados, psicólogos y sociólogos. Creo que eso aportó mucha riqueza porque uno aprende a pensar cómo piensan otros.
La relación con los profesores fue muy amena, con muchísimo respeto. Una relación horizontal.

Guido Glikin

MBA 1999.
Despegar.com, Country Manager

La Maestría en Administración de Empresas que hice en la Universidad del CEMA fue clave tanto para mi desarrollo profesional como para comenzar a crecer en mi carrera hacia la alta gerencia. La calidad de la educación y del cuerpo de docentes son dos factores que influyeron de manera significativa en mi desempeño.
Siempre tuve como objetivo alcanzar una Gerencia General luego de unos años de experiencia laboral. Comprendí que la mejor forma para llegar a esa posición era continuar formándome. En este sentido el MBA surgió como una combinación ideal para mi título de Ingeniería Industrial. Así fue como terminé formándome como ejecutivo en la comunidad de la UCEMA, aspecto clave para llegar el puesto que ocupo hoy en día.
Actualmente me desempeño como Country Manager de Argentina en Despegar.com, desde nuestras oficinas de Buenos Aires manejo todas las actividades que se llevan a cabo para el país. Trabajar en Despegar representa un desafío continuo, no sólo porque el mercado de las punto com cambia minuto a minuto, sino también porque la empresa crece a pasos agigantados. Actualmente estamos ampliando el negocio sumando al liderazgo alcanzado en venta de vuelos el desarrollo de hoteles. Esto significó replantear las políticas que estábamos llevando a cabo. El entrenamiento que me dieron en el MBA de UCEMA, en donde se valoraba el ejercicio de pensar y repensar estrategias constantemente, el tener cintura para enfrentar los cambios y estudiar vías de resolución para las crisis que enfrenta un directivo fueron fundamentales para enfrentar el desafío de dirigir una compañía.