Persuasion

Persuasión: Cómo incrementar la probabilidad de obtener un sí por respuesta.

Todo lo que logramos en la vida requiere, en alguna medida, de la ayuda de las personas que nos rodean, desde nuestros colegas de trabajo, clientes o proveedores hasta la familia y los amigos. Desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir, intentamos persuadir para lograr algún tipo de colaboración. Entonces, si esta es una habilidad tan crítica, ¿por qué no aprender cuáles son los recursos para persuadir y cómo utilizarlos?

La persuasión es un fenómeno multidimensional. El éxito en evitar la resistencia o lograr la adherencia a una propuesta depende de factores cognitivos, emocionales, sociales, organizacionales, etc.

En este programa nos concentraremos en dos de las dimensiones: la social y la cognitiva. La dimensión social se enfoca en los mecanismos psicológicos que gobiernan la conducta humana. La dimensión cognitiva se concentra en cómo son interpretados los hechos, acontecimientos o nuevas ideas según el lenguaje utilizado para comunicarlos. Alguna vez usted habrá escuchado discursos que lo inspiraron y entusiasmaron; también habrá prestado oídos a otros que le provocaron rechazo o desánimo. ¿Se preguntó por qué sucede esto? ¿Se interrogó acerca de si habrá “algo” en la forma de decir que tenga impacto en el modo en que usted reacciona ante un discurso? ¿Se preguntó cuál será la mejor manera de producirlo para que tenga una mayor probabilidad de ser aceptado? La respuesta es que sí existen estrategias que posibilitan la elaboración de un discurso persuasivo.

Objetivos del programa

Este programa ofrecerá al participante la posibilidad de:

  • Distinguir entre persuasión y manipulación.
  • Desarrollar la capacidad para influenciar la conducta de otras personas de manera ética.
  • Desarrollar la capacidad de detectar el uso – ético o no ético - que otras personas hagan de estos mecanismos sobre el participante o sobre terceros.
  • Desarrollar la capacidad de seleccionar las palabras para producir un discurso que tenga mayor probabilidad de ser aceptado.

¿Qué permite trabajar la persuasión?

La persuasión puede aplicarse en todo momento y a todos los aspectos del trabajo, por ejemplo para:

  • Lograr que sus colaboradores alcancen más fácil sus objetivos.
  • Ser reconocido como un agente de cambio.
  • Fortalecer las relaciones con los clientes.
  • Capturar nuevos clientes.
  • Mejorar cualquier pieza comunicacional.
  • Fortalecer las relaciones con colaboradores, jefes y pares.
  • Lograr una mayor tasa de respuesta a las llamadas en frío que hacen sus vendedores
  • Impulsar un proyecto dentro de la empresa.
  • Posicionarse usted como un experto en un tema.
  • Lograr que sean sus clientes quienes vendan sus productos.