Cumplir con las normas, un tema pendiente para fomentar inversiones

La Nación. 23 de octubre de 2016.

El "clima de negocios" en un país es esencial, ya que ejerce una influencia relevante tanto en la captación y radicación de inversiones como en la creación de nuevas organizaciones. Los empresarios responsables suelen elegir para instalar sus organizaciones aquellas economías donde sus proyectos pueden ser más rentables en el largo plazo, es decir, en forma sostenible.

Por otra parte, el desarrollo del Foro Económico Global difundió su reporte de competitividad 2016

2017, mediante el cual se puede apreciar que la inflación y los impuestos lideran los factores que complican más la realización de negocios en el país. En la última y reciente versión del ranking de competitividad, Argentina permanece muy mal, en la posición 104 sobre un total de 136 países, por debajo de las diez economías más competitivas de América latina. Evidentemente hemos perdido posicionamiento, y mucho.

Recordemos además que la Argentina mantiene la posición número 107, de los 167 del ranking de corrupción elaborado por Transparencia Internacional en su versión 2015.

Una misión especial de la Organización de los Estados Americanos (OEA) hace pocos días concluyó su visita e informe consecuente, y a modo de recomendación reportó que resulta esencial inyectar más transparencia en determinados procesos, en los tres poderes.

Nuevamente volvemos al concepto de "sostenibilidad" y en consecuencia hablamos de lo que nos convoca, la corrupción. La necesidad de mayor transparencia a la contratación de funcionarios; la falta de controles completos en la adquisición de bienes y servicios; las pautas de ética y conducta obsoletas y legislación desactualizada, son solo ejemplos de lo observado. Esta misión de la OEA observó además la necesidad mejorar los sistemas para proteger a los funcionarios públicos y ciudadanos en general que denuncien de buena fe actos de corrupción.

Y no todas fueron malas notas; existieron algunos elogios a medidas del Gobierno, como la reciente aprobación de la ley de acceso a la información pública. Y si los visitantes se hubieran quedado unos pocos días más, su informe también versaría sobre el éxito obtenido al conseguir la aprobación de la tan discutida ley del arrepentido. Y si de cumplir se trata, no podemos omitir que nuestro país ha suscripto y por ende se ha comprometido a cumplir con la Convención para compabtir el cohecho de servidores públicos extranjeros en transacciones comerciales internacionales. más otros documentos relacionados.

¿Cómo han sido las conclusiones de la OCDE, producto de anteriores visitas? Lamentables. Y este gobierno tiene muy claro que es momento de cumplir. Hacer y mostrar que está cumpliendo, para volver a ser un país creíble para el mundo. Y es por ello que, entre otras medidas que están en agenda existe un interesante proyecto de ley sobre responsabilidad penal de las personas jurídicas para delitos de corrupción, cuya eventual aprobación podría ser "bisagra" para condenar a organizaciones si no fuera posible hacerlo con personas físicas. Este es un elementos cuya sola elaboración será muy bien visto por los evaluadores de la OCDE.

Pero existe un logro no menor producto de la sociedad toda y facilitado por las actuales autoridades: hoy "corrupción" es un tema de la agenda. Se habla de corrupción abiertamente. Se ha puesto el problema sobre la mesa. Reitero, no es poca cosa viniendo de un período de niveles record en materia de este delito.

Y es que el cambio se debe producir y con el menor dolor posible. Pero no habrá muchas oportunidades más luego de esta. Todo indica que el momento es hoy. La sociedad está realizando una gran apuesta y espera un pronto retorno de su inversión que se traduce en condenas y recupero de los activos sustraídos. El ámbito es propicio y la oportunidad es histórica.

Compliance,?en agenda

Con las últimas tendencias internacionales en materia de compliance, el 3 y 4 de noviembre se celebrará en el Salón de Actos de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires el Congreso Internacional de Compliance, organizado en conjunto por la Asociación Argentina de Ética y Compliance (AAEC) y Thomson Reuters